La tomatina de Buñol

Hoy nos trasladamos hasta Valencia para hablaros de una de las fiestas más esperadas y aclamadas por turistas de todo el mundo, La tomatina de Buñol. Os damos todos los detalles de esta festividad para que no os la perdáis.



la-tomatina-buñol

¿Cómo comenzó la Tomatina?

Los orígenes de la Tomatina hay que buscarlos en un grupo de jóvenes que allá por el año 1945 se metieron en una pelea y acabaron a tomatazo limpio, para perjuicio de los dueños del puesto de verduras del que se abastecieron; finalmente, fueron las autoridades de la época quienes pusieron fin a la batalla.

Al año siguiente este grupo de jóvenes volvió a reunirse para celebrar su peculiar batalla, sólo que esta vez llevaban los tomates de sus casas. Y de nuevo tuvieron que intervenir los agentes del orden, aunque esto no impidió que se iniciara una tradición que seguirían fomentando año a año.

A principio de los 50 el Ayuntamiento de Buñol prohibió la celebración de la Tomatina, hecho que no frenó a algunos participantes que llegaron incluso a ser encarcelados. El pueblo pedía que la fiesta se permitiese y tal fue su insistencia que las autoridades definitivamente la consintieron. Cada vez acudía más gente a la fiesta, con los bolsillos cargados de tomates y dispuestos a tirarse agua, a meterse en las fuentes y demás. El problema era que esta batalla campal acababa afectando a aquellos que sólo querían mirar y en alguna ocasión fue ‘atacada’ alguna personalidad importante. Así que la festividad fue de nuevo prohibida.

En 1957 y en señal de protesta se celebró “el entierro del tomate”, una gran manifestación en la que los vecinos portaron un ataúd con un tomate dentro. En el año 59, se permitió definitivamente la Tomatina y ahora es el propio Ayuntamiento el que organiza y promociona este día que les ha hecho famosos en el mundo entero.

tomatina