Entroido de Viana do Bolo

Este fin de semana nos hemos sumergido en las tradiciones gallegas, en el entroido (carnaval gallego) que es mucho más que el mero hecho de disfrazarse o de pasar un buen momento. Tradición y artesanía en estado puro, como es Galicia.

entroido-viana-do-bolo

Entroido de Viana do Bolo

Viana do Bolo es un municipio o concello de Ourense, Galicia. Los preparativos para el entroido comienzan al finalizar los Reyes (en enero) y dura hasta el miércoles de carnaval cuando se queman los lardeiros (os explicamos qué son más adelante) a las 00.00 de la noche. Estos preparativos consisten en que la gente comienza a tocar el folión por sus aldeas o van a tocar a otros pueblos, se preparan las pantallas, los bombos, los trajes y las máscaras para tenerlo todo a punto.



Aldeas y pueblos como Grixoa, Punxeiro, Fradelo, Ramilo y Penouta, Quintela do Pando, los foliones Viana do Bolo y el alternativo, etc. son los que dan vida a este entroido. 

folion penouta ramilo

El día grande del entroido es el Domingo Gordo (domingo de carnaval), pero también hay días muy relevantes como , “O Xoves de Compadres (jueves de Compadres) o ”O Xoves de Comadres“ (jueves de Comadres) donde la harina reina en la noche puesto que, dependiendo del jueves que sea, se echan harina los unos a los otros (en compadres los hombres pueden echar harina a las mujeres, en comadres viceversa) además que la creación de los lardeiros está en todo su apogeo.

El sábado antes del Domingo Gordo, hay una “guerra” (por llamarlo de alguna manera) de harina, los hombres echan harina a las mujeres y viceversa, pero no entre hombres ni tampoco entre mujeres. Los únicos que pueden salvarse de este “rebozado” son aquellos que van bien disfrazados, si vais alguna vez, veréis que es una noche mágica, llena de risas y buen ambiente.

entroido viana do bolo

El Domingo Gordo se celebra el desfile de los foliones de todas las aldeas y pueblos que pertenecen a este concello, con sus boteiros y las carrozas de cada uno, junto con la mula, para después celebrar todos juntos a Festa da Androlla (plato típico de la zona).

Origen del folión:

A pesar de que aún se desconoce el verdadero origen del folión, son muchos los que piensan que puede datar del periodo castrexo de Galicia ya que sí establecemos de paralelismos entre los boteiros, los sidros en Asturias e incluso los cántabros y otros sitios más lejanos, tal vez el único nexo entre ellos sean los celtas.

Si nos dejáramos llevar por la imaginación, a pesar de que sean simplemente hipótesis, podríamos pensar en alguno de nuestros antepasados camino de las guerras o de rituales con tambores e instrumentos de labranza repiqueteando con estos ritmos tan pegadizos y profundos que van directos al alma.

folion punxeiro

Historia do folión:

El folión es un legado que va pasando de generación en generación, transmitido a través del oído y llenando de vida a más de un corazón. Aunque con origen desconocido, son muchos los que cuentan cómo estuvo prohibido taparse la cara durante el carnaval para evitar que hubiera algún tipo de venganza o ajustes de cuentas durante la dictadura de Franco. 

Dependiendo del pueblo al que hagamos referencia, encontraremos que cada uno de ellos tiene sus ritmos e instrumentos. Por ejemplo, en el folión de Quintela do Pando se utilizan bombos con piel de oveja, tambores con piel de cordero, azadas y/o guadañas, gaitas y un cuerno.

folion quintela do pando

En algunas aldeas hubo épocas en las que el folión pasó desapercibido por las constantes migraciones que hubo, la juventud se marchaba a otras ciudades a trabajar y no siempre se podía volver para estas tradiciones. Con el tiempo, hemos visto como muchas más aldeas se han reorganizado y han vuelto a sonar estos ritmos ancestrales en días tan importantes como el Domingo Gordo.

Porque de una cosa podéis estar bien seguros, no hay una fiesta que se viva tanto como el entroido, se lleva en la sangre, se siente.

¿Qué es un boteiro?

No podemos olvidar la figura del boteiro, personaje que siempre acompañó al folión. Si pensamos en su historia, los ancianos recuerdan cómo se hacía la elaboración artesanal de las máscaras de madera y otros materiales, dependiendo de los posibles y la habilidad de cada uno, y a éstas se le colocaban unas cintas de papel.