Archivo de la categoría: Consejos de viaje

vuelta al mundo barato

Dar la vuelta al mundo barato

Os ofrecemos un artículo de el portal del hombre.com. Una forma divertida de viajar sin gastarse demasiado dinero.

Disfrutdadlo!!!!

Si sabes quién es Willy Fog e incluso eres capaz de tararear la canción “son, ochenta días son, ochenta nada más, para dar la vuelta al mundo…”, significa que has disfrutado viendo cómo este personaje y sus amigos daban la vuelta al mundo en ochenta días.

Si, además, te hubiese gustado ser uno de ellos, ¡todavía estás a tiempo! Sólo necesitas tener ganas y perder el miedo.

Dar la vuelta al mundo de forma económica

¿Cómo costear el viaje?

Probablemente, al leer artículos sobre las experiencias de quienes están dando la vuelta al mundo, te has preguntado cómo consiguen costear su viaje. Pues bien, te diré que tú también puedes hacerlo.

Evidentemente, debes tener unos ahorros antes de partir; no obstante, si no son tantos como para costear tan largo viaje, recuerda que puedes trabajar en alguno de los países desarrollados que visites.

Puedes analizar desde casa en qué destinos será más fácil encontrar trabajo; normalmente sucederá así en aquéllos lugares con mayor nivel de vida.

Esto te dará, además, un beneficio extra cuando visites lugares con nivel de vida inferiores, pues el cambio en la moneda hará que tu dinero sea aún más valioso.

A la hora de buscar trabajo, piensa bien en cuáles son tus puntos fuertes: uno de ellos será tu idioma materno, que en tu país de procedencia pasa desapercibido porque todos lo hablan.

Esto te ayudará a trabajar en hostelería o incluso como profesor de tu propio idioma.

Eso sí: antes de partir estudia un poquito de inglés. Te vendrá bien para la mayoría de lugares que visites y te ayudará a encontrar trabajo más fácilmente.

¿Cómo planificar una vuelta al mundo?

Lo primero que debes hacer es escoger el transporte que utilizarás para dar la vuelta al mundo.

Sé que lo más evidente es hacerlo en avión; sin embargo, reparo en esto porque hay quienes están recorriendo el mundo en su propio coche, con lo cual debes tener en cuenta todas las opciones.

Para hacerlo en avión, lo mejor es reservar alguno de los bonos Round-the-world (RTW), que por un precio cerrado de antemano ofrecen varias rutas con las compañías aéreas miembro durante un período de tiempo también cerrado.

Por ejemplo, puedes reservar los bonos Sky Team o Star Alliance, que establecen un límite de millas, o el bono OneWorld Explorer, con validez de un año y sin límite de millas.

Este último te ofrece varias opciones de reserva, pues puedes comprar el ticket para recorrer tres, cuatro, cinco o seis continentes. Además, este bono es uno de los mejores para recorrer América del Sur, pues establece conexiones con la mayoría de lugares de la zona.

Asimismo, al tiempo que seleccionas el ticket de transporte que mejor se adapta a tus necesidades, puedes ir confeccionando la ruta que seguirás; mejor hacerlo siempre en un solo sentido para ahorrar tiempo.

Ten en cuenta también que, aunque traces la ruta previamente, es probable que surjan imprevistos que provoquen cambios en ella; puede que un destino te parezca desagradable y quieras marcharte antes de tiempo o, tal vez, lo estés pasando genial en otro lugar y te apetezca alargar tu estancia allí.

En este sentido es importante que, a la hora de reservar los vuelos, confirmes si será posible hacer cambios en ellos sin tener que pagar un coste adicional.

Seguir leyendo en portaldelhombre

"Ciclistas de sofá", nos subimos a la bicicleta para descubrir Suiza

Ciclistas de sofá de Sergio Parra

Cómo conocer un país de manera diferente, sobre dos ruedas y pedaleando. Este es el punto de partida de “Ciclistas de sofá”, el último libro de Sergio Parra, que nos traslada a Suiza sobre una bicicleta, el “corcel de acero” finalmente dominado por su jinete para mostrarnos un relato apasionante y lleno de descubrimientos.

Por sus páginas pasan ciudades como Ginebra, Lausana o Berna, pueblos idílicos como Gruyères o Lauterbronnen, el lago Lemán, el camino de las viñas, valles y cumbres nevadas, cataratas, glaciares… También recorremos múltiples lugares de culto para apasionados de la ciencia y la literatura como el autor. Nos subimos a la bicicleta pero también a una autocaravana, al tren, al teleférico… Sigue leyendo

Las secretas playas de Capurganá, Colombia.

capurganaLa costa caribeña colombiana es sin duda alguna un destino playero excelente. Además, sus hermosas playas se encuentran cerca de interesantísimos lugares como la mítica ciudad de Cartagena de Indias, herencia histórica y colonial de una belleza sin igual. Sin embargo, las playas a menudo están excesivamente frecuentadas por lo que hoy os traemos una aventurera alternativa, las playas de Capurganá.

Capurganá es un pequeño pueblo que se encuentra en la frontera entre Colombia y Panamá, una frontera que en su interior está todavía llena de narcotraficantes que buscan como llevar droga del sur al norte del contiente. No obstante, antes de seguir, es importante decir que Capurganá es totalmente seguro; la enorme presencia militar lo demuestra.

Allí se encontrarán maravillosas playas como las propias de Capurganá, o las de Sapzurro, a 2 horas caminando por la jungla o la playa de La Miel, en territorio panameño pero sólo accesible por tierra desde Colombia. Os aseguro que su indiscutible belleza y su extrema solitud hacen de éstas, las mejores playas de Colombia. Y lo mejor es que el turismo de masas aún no las ha descubierto.

Para llegar a Capurganá hay que tomar una lancha en la localidad de Turbo, en Colombia. El trayecto dura 2 horas y media y cuesta unos 50.000 pesos (aproximadamente 20 euros). El viaje es muy movido y saltar y mojarse es algo que no se va a poder evitar, por ello es totalmente recomendable poner el equipaje dentro de bolsas de plástico impermeables.

¡Todo esto hace de estas playas una aventura imprescindible para los más incomformistas!

Ver mapa más grande

Imagen | Andrés Felipe Quiroga
En Diario del Viajero | Colombia: consejos de seguridad
En Diario del Viajero | El Triángulo del Café en Colombia

– La noticia Las secretas playas de Capurganá, Colombia. fue publicada originalmente en Diariodelviajero por Blai Taberner.


Desmontando mitos viajeros: ¿la Gran Muralla china es la única construcción humana visible desde el espacio?

MurallaUno de los mitos más repetidos por los viajeros, y por las personas en general, es que la Gran Muralla china es la única construcción humana visible desde el espacio. No es extraño que este mito se niegue a morir porque esta obra de ingeniería es espectacular, y gigantesca. Sin embargo, tengo malas noticias: estamos ante un mito doble.

Primero: la Gran Muralla china no es la construcción más grande del mundo. Y segundo y más importante: la Gran Muralla, a diferencia de otras construcciones, no se puede ver desde el espacio. Es decir, que si bajan unos extraterrestres, en lo último que se fijarán es en la Gran Muralla.

Si bien la Gran Muralla tiene una longitud de más de 6.000 km (aunque recientemente se ha descubierto que la longitud original era de 8.851,8 km, e incluso se estima que se pueda descubrir que llegó a medir 10.000 km), su grosor es tan mínimo que, desde el espacio, sería como intentar contemplar un cabello muy largo.

La Gran Muralla, de hecho, es tan poca cosa desde el espacio que no se ve ni siquiera a distancias bajas. Ningún astronauta conseguía verla cuando se paseaba por allí arriba. Incluso un astronauta chino, al volver a su país, tuvo que admitir que la Gran Muralla china era invisible para los ojos que estuvieran a semejante altura (una afirmación que, por cierto, no sentó nada bien al gobierno chino).

desde el espacioDe hecho, es tal el ansia por hacer que este mito sea cierto que en una ocasión se produjo un hecho realmente divertido, cuando la NASA mostró poco después unas fotografías desde la Estación Espacial Internacional en las que se podía ver la muralla. Todos saltaron de alegría: por fin se demostraba que la gente no estaba equivoca, por fin no había que corregir miles de guías de viajes y libros de texto. ¡La Gran Muralla china se veía desde la ISS!

Pero la alegría duró muy poco: la NASA tuvo que disculparse y rectificar sus declaraciones: las imágenes en realidad no eran de la Gran Muralla sino de un río. Lo cual aún dejaba la Gran Muralla más en ridículo, pues un simple río era más visible desde el espacio que semejante obra humana.

Como se ha dicho, el gran problema de la Gran Muralla es que lo de “Gran” sólo tiene que ver son su longitud: su anchura es ridícula: apenas 7 metros. Si la Gran Muralla fuera visible desde el espacio, todas las casas en las que vivimos también lo serían.

En cualquier caso, afirmar que la Gran Muralla china se ve desde el espacio es una afirmación tan ambigua que no me extrañaría que, tarde o temprano, alguien demostrara que así es, porque ¿qué significa desde el espacio? ¿A qué altura nos referimos exactamente? Desde una órbita baja, como una vez demostró el astronauta español Pedro Duque, se podían ver incluso los invernaderos que cubren gran parte de la provincia de Huelva, como una mancha geométrica de color blanca en el extremo sur de la península española.

Entonces vayamos a la segunda parte del mito: que la Gran Muralla es la mayor construcción del ser humano. Esto no es cierto, aunque también es una afirmación ciertamente ambigua.

Trataré de usar una analogía para que quede un poco más claro: somos 7.000 millones de personas en la Tierra, hay miles de ciudades, millones de edificios, cubrimos gran parte de la superficie del planeta, sin embargo, si todos nos metiéramos en el interior del Gran Cañón del Colorado, apenas llenaríamos una pequeña sección del mismo.

En otras palabras, que los objetos pueden parecer más grandes o magnos según cómo se dispongan. No es lo mismo una pila de ladrillos formando una larga muralla que apilar los mismos ladrillos en forma de pirámide. La Gran Muralla china es una obra impresionante, algo extraordinario para su época, seguramente desprende una belleza que se queda grabada para siempre en la retina. Sin embargo, su volumen, en conjunto, no la convierte en la obra más “grande” de la humanidad.

La obra más grande de la humanidad es una montaña de basura

Fresh KillsLa mayor estructura humana, aunque no tenga mucho glamour, es Fresh Kills, el vertedero de Staten Island, en Nueva York. Inaugurado en 1948, abarca 890 hectáreas. Cuando estaba operativo recibía 20 barcazas diarias con 650 toneladas de basura cada una. El montículo de detritus de Fresh Kills llegó a medir 25 metros más que la estatua de la Libertad.

Pero en 2001 fue clausurado debido a las protestas de la gente y de los grupos ecologistas. Poco después, sin embargo, fue reabierto para alojar la inmensa cantidad de restos acumulados por la destrucción del World Trade Center.

Además, este enorme vertedero es perfectamente visible desde el espacio. Su volumen es superior al de la Gran Muralla.

Mar de plásticoTambién se dice que la mayor construcción humana visible desde el espacio es el “mar de Plástico” de Almería, en España: es 10 veces más grande que Fresh Kills. Sin embargo, algunos dicen que hay un poco de trampa: este mar artificial en realidad es un conjunto de construcciones, como podría serlo una ciudad.

De hecho, si nos ponemos finos, la mayor construcción humana, si entendemos eso como tamaño, complejidad, tecnología, conocimientos y extrañeza en todas sus definiciones es el Gran Colisionador de Hadrones, en Suiza. Algunos datos: un túnel subterráneo en forma de círculo de unos 26 kilómetros de longitud tachonado de 9.300 enormes bobinas magnéticas superconductoras capaces de hacer circular billones de voltios de electricidad.

Fotos | Wikipedia
En Diario del Viajero | La Gran Muralla China: 2.500 kilómetros más larga | Ya podemos sobrevolar la Gran Muralla china en helicóptero

Museo Colección Berardo, Lisboa

En la ciudad de Lisboa, capital de Portugal, encontramos uno de los museos más atractivos del arte moderno en Europa. Se trata del Museo Colección Berardo, ideal para conocer las obras de artistas de fines del siglo XX y principios del XXI.

Está instalado en el Centro Cultural de Belém, en la parte de exposiciones, y cuenta con una muestra permanente de casi 900 obras, así como otras temporales provenientes de todas partes del mundo.

El espacio fue inaugurado en 2007 con el objetivo de exponer y promover el arte moderno portugués e internacional. Permitiendo un espacio de comunicación para los estilos contemporáneos de arte más fuertes en Estados Unidos y Europa.

Según tasadores del mercado de arte, los más importantes, la colección total alcanza un precio estimado de 316 millones de euros, y entre la colección se encuentran exponentes de la escuela surrealista, del pop art, el minimalismo y el arte conceptual, cada uno con sus variantes y características propias.

Los distintos enfoques artísticos alcanzan cerca de 50 movimientos diferentes, y hay muchos artistas portugueses que han aprovechado este espacio para darse a conocer.

Algunos nombres muy importantes relacionados con la colección incluyen a Joan miró, Marc Chagall, Giorgio de Chirico, Pablo Picasso y Marcel Duchamp, y junto a estos clásicos también hay nuevos artistas.

Por año se realizan alrededor de 12 exposiciones en el Museo Colección Berardo, y los programas de intercambio cultural y fomentó del arte son quizás los más reconocidos en Lisboa, una ciudad donde el arte tiene un papel predominante y sus habitantes buscan siempre estar al tanto y disfrutar las corrientes artísticas y obras de arte.

La entrada es gratuita y está abierto todos los días de 10 a 18, salvo los sábados que se extiende hasta las 22.

Fuente: foto

Fuente: Corea.es

Cosecha de frutas en Japón

No es menor el número de personas que recorren distintas partes del mundo a lo largo del año para desempeñarse como trabajadores temporarios en las cosechas, siendo Australia uno de los destinos más reconocidos para tener esta vivencia. A pesar de que no sea una actividad demasiado difundida, Japón también es un país en el que la cosecha de frutas resulta muy popular tanto para los lugareños como para los turistas. Si tienes la fortuna de viajar a este rincón asiático, descubrirás que está repleto de granjas que ofrecen la posibilidad de recolectar deliciosos frutos y también degustarlos.

Un dato que es imposible dejar de lado tiene que ver con el precio que tiene llevar a cabo esta actividad: entre 800 y 3000 yenes, dependiendo del tipo de fruta que se vaya a cosechar. Asimismo, no podemos dejar de mencionar que la duración de este “recorrido” por las granja puede tener una duración de una hora aproximadamente. El tipo de fruto que se puede recolectar tiene que ver con la temporada, la cual varía de región en región. En líneas generales, las cerezas se cosechan de mayo a julio, los duraznos entre julio y agosto, las frutillas de enero a mayo, las uvas de julio a octubre, las manzanas de septiembre a diciembre, los melones de junio a julio y los árandonos de julio a agosto.

Por último, es bueno considerar que es posible dirigirse a cualquier agencia de turismo para llevar a cabo este paseo, las cuales organizan este tipo de excursiones. No obstante, quienes no quieren optar por esto pueden ir por cuenta propia a aquellas granjas que no tienen problemas en recibir turistas sin reserva previa. Algunos ejemplos de destinos nipones donde hay estancias son: Chiba, Aichi, Gunma y Hokkaido.

Fuente: Corea.es