"Ciclistas de sofá", nos subimos a la bicicleta para descubrir Suiza

Ciclistas de sofá de Sergio Parra

Cómo conocer un país de manera diferente, sobre dos ruedas y pedaleando. Este es el punto de partida de “Ciclistas de sofá”, el último libro de Sergio Parra, que nos traslada a Suiza sobre una bicicleta, el “corcel de acero” finalmente dominado por su jinete para mostrarnos un relato apasionante y lleno de descubrimientos.

Por sus páginas pasan ciudades como Ginebra, Lausana o Berna, pueblos idílicos como Gruyères o Lauterbronnen, el lago Lemán, el camino de las viñas, valles y cumbres nevadas, cataratas, glaciares… También recorremos múltiples lugares de culto para apasionados de la ciencia y la literatura como el autor. Nos subimos a la bicicleta pero también a una autocaravana, al tren, al teleférico…

Esta aventura autobiográfica de nuestro compañero también aparece salpicada de multitud de curiosidades y datos históricos que nos hacen conocer más de cerca los lugares que visitamos. Referencias culturales, desde clásicos grecolatinos al cine actual, que jalonan la narración y que aportan una visión más completa del camino.

La obra se desarrolla en dos partes fundamentales: la preparación y el viaje en sí. En los capítulos sobre la preparación del viaje entendemos la motivación del autor y cómo se pone en forma. Una puesta a punto que nos anima a movernos del sofá en lo que bien podría denominarse el “método Parra”, creo que he perdido calorías tan solo leyéndolo…

El proceso por el cual el protagonista del viaje tiene que acostumbrarse a hacer ejercicio, saliendo de su vida sedentaria, es absolutamente motivador, no me extraña que su amigo accediera a ser su compañero en el periplo por Suiza… por partida doble.

Ciclistas de sofá

El viaje en bicicleta por Suiza

Y es que entramos de lleno en el viaje por Suiza, sobre el cual también podemos hablar de dos momentos: si el primer intento de viaje sobre el “corcel de acero” en 2008 salio mal, quedándose prácticamente en el prólogo (no os podéis perder las razones), será en 2009 cuando por fin el sueño se haga realidad.

A lomos de la bicicleta conocemos no solo distintas ciudades, carreteras, lagos, cascadas, museos, hoteles, cafés o estaciones en Suiza. También nos aproximamos a sus gentes, algunos se convierten en personajes detestables, otros más correctos, de cualquier forma el dibujo de los caracteres que hace el autor nos lleva a formarnos una idea clara de cómo son y su papel en cada etapa del viaje.

A veces con destreza, a veces convertido en antihéroe, sufriendo los años de sedentarismo y la “humillación” de ver cómo otros hacen fácil lo que a ti te resulta imposible y te cuesta prácticamente la deshidratación y el desfallecimiento, incluso con algún episodio de electrocución, el periplo avanza y Sergio Parra nos va mostrando las estampas de un país por etapas.

Y a pesar de que el relato de las dificultades para que el viaje siga adelante son interesantes, diría que te atrapan y te hacen esbozar más de una sonrisa (lo que nos divierten los obstáculos que hacen al prójimo caer para luego levantarse…), lo que más me ha gustado es ver Suiza con otros ojos, los del cicloturismo, un modo de viajar diferente que es el que quería experimentar el autor y el que logra transmitirnos.

Lago Lemán, Ciclistas de sofá

Y ello, incluso a pesar de renunciar a ese modo de desplazamiento en más de una ocasión, sea por las condiciones climáticas, sea por las físicas, sea por la dificultad o la imposibilidad del recorrido. Y es que llegar a determinados lugares, como a la cima de Europa, es algo que ni el “método Parra” puede conseguir de momento.

Otros lugares que me han llamado la atención y que sin duda atraparán a los lectores curiosos son: aquel donde se gestó Frankestein, donde Sherlock Holmes “murió”, el café dedicado al creado de criaturas de ciencia ficción como “Alien”, el pueblo que dio su nombre al rico merengue, un parque temático abandonado sobre extraterrestres y antiguas civilizaciones…

En definitiva, los paisajes urbanos y rurales de Suiza se combinan con las aventuras sobre la bicicleta para ofrecer un relato ameno de un viaje muy particular. Sin duda, “Ciclistas de sofá” nos deja con ganas de levantarnos de nuestro asiento y ponernos a pedalear para ver mundo de una manera diferente, empezando, cómo no, por el país helvético.

“Ciclistas de sofá”, de Sergio Parra

Editorial Xplora
Dimensiones: 15×22,3 cm
ISBN: 978-84-15797-17-3
326 páginas
PVP: 19 euros (papel); 9’99 euros (ebook)

Más información | Editorial Xplora, Ciclistas de sofá
En Papel en Blanco | “Ciclistas de sofá”, de Sergio Parra
En Diario del viajero | “300 lugares de verdad que parecen de mentira”, una guía de viajes para curiosos, Libros de viajes


La noticia “Ciclistas de sofá”, nos subimos a la bicicleta para descubrir Suiza fue publicada originalmente en Diariodelviajero por Eva Paris.