Castillo Eilean Donan | Un castillo de ensueño en Escocia

Hay lugares que parecen sacados de un cuento, que por su belleza resultan irreales y eso es lo que uno experimenta cuando ya desde lejos va divisando el castillo de Eilean Donan en uno de los parajes naturales más sorprendentes.

Eilean_DonanFotografía de David ILIFF



Este castillo se encuentra en las Tierras Altas de Escocia (Las Hihglands), está en la costa oeste de este país, en la parte Norte de la Isla de Skye, concretamente en Dornie.

Conforme te vas acercando y comienzas  a divisar Eilean Donan, empiezas a sentir ese cosquilleo en el estómago y no puedes apartar la mirada de lo que se va descubriendo ante ti. Un lugar que verdaderamente parece sacado de un cuento de hadas, de uno de los mejores sueños y es tan sorprendente que parece irreal. Es como si uno quisiera alargar la mano para poder tocarlo y dar fe, a través del tacto, de que aunque parezca un lugar mágico es real.

Sin duda alguna, el Castillo de Eilean Donan ha sido descrito como el más romántico de Escocia, un castillo de película, un lugar espectacular en un entorno único, un castillo histórico que hace soñar a sus visitantes como si fueran partícipes de un cuento de hadas en el que el aparece la princesa a recibir a su príncipe azul y cuántas más descripciones nos quedan por escuchar y crear nosotros mismos porque es un lugar que no deja de hipnotizar a aquel que lo mira, incluso a través de una fotografía transmite su magnetismo.

Pocas personas se han podido resistir a incluir este castillo en sus películas (“Los Inmortales“, “La Trampa“, entre otras y, en sus alrededores se han grabado escenas de “Braveheart“), novelas históricas o románticas en las que Eilean Donan es el lugar donde transcurren las mejores historias actuales o sobre los magníficos highlanders del clan MacRae.

Historia del Castillo de Eilean Donan


Castillo_Eilean_DonanFotografía: eileandonan.wordpress.com

Los historiadores cuentan que el primer asentamiento que se produjo en estas tierras data del siglo VI, pero no fue hasta mediados del siglo XIII en el que se construyó la primera fortificación con el fin de defender las tierras de Kintail, por orden del rey Alejandro II de Escocia.

Durante la época feudal, esta fortificación llegó a mostrar cuatro formas diferentes que vieron su fin en un levantamiento jacobita, en el 1719, cuando todo queda reducido a las ruinas tras un bombardeo. Son muchas las historias y leyendas que se cuentan de esta época de esplendor, dicen que es posible que Robert the Bruce, rey de Escocia, se refugiara en este fuerte mientras huía de la invasión inglesa, lugar que fue residencia del clan MacRae y que fieles a su rey, abandonaron el lugar al unirse Escocia con Inglaterra.