Barcelona-Dubrovnik con Croatian Airlines

Dubrovnik

©Depositphotos.com/buecax

Croatia Airlines continua poniendo a disposición del viajero sus ofertas de vuelos desde Madrid, Barcelona e Ibiza a las ciudades más destacadas de Croacia: Zagreb, Split, Pula, Zadar y Dubrovnik.

Las condiciones de la tarifa FlyEasy permiten los cambios con un costo de 60 euros por trayecto, si hay asientos disponibles en la misma clase o tarifa. En caso contrario, además del costo indicado se debe cubrir la nivelación de la clase o tarifa seleccionada. Cualquier cambio se debe solicitar antes de la salida del vuelo original. En caso de cancelación no es posible el reembolso del dinero para del billete, excepto para los recargos inutilizados.

Por ejemplo, podríamos volar de Barcelona a Dubrovnik el martes 10 de junio a las 18:20 para regresar el martes 17 de junio a las 12:15 por 238,40 euros, precio final. 75,54 serán el precio del billete y 147,79 las tasas e impuestos. Además se aplican 15,06 euros de cargo del servicio. Pero hay que recordar que siempre es posible localizar vuelos alternativos utilizando el buscador de nuestra web.

Dubrovnik ha sido bautizada como la perla del Adriático. Pues esta ciudad de la costa de Croacia reúne una serie de encantos que la hacen única y hacen que cada año miles de viajeros de todo el mundo decidan visitarla. Su parte más antigua, que ha recibido la distinción de Patrimonio de la Humanidad, es una de las principales atracciones de esta ciudad dálmata, pues conserva interesantes monumentos en muy buen estado. Las Murallas de Dubrovnik, datan del siglo XIII y desde ellas podremos disfrutar de unas maravillosas vistas, tanto del mar, como de todo el casco viejo de Dubrovnik. Hay que pasear por la Stradun, que significa gran calle; es la via principal en la parte antigua de la ciudad, donde se pueden hacer compras interesantes.

En la costa de Dubrovnik hay un enorme número de islas encantadoras de enorme potencial para el viajero. Es muy recomendable contratar una excursión de un día a las islas de Ston y Korcula desde Dubrovnik, que suelen incluir además una cata de vinos locales. Primero se visita el pueblo de Ston del siglo XIV, una excursión a pie con guía en la que se dispone de tiempo libre para explorar cuenta propia. Después, se toma un barco en Orebić para hacer una travesía a la hermosa isla de Korcula, donde espera otro recorrido turístico a pie,  una visita a la Catedral de San Marco y al supuesto lugar de nacimiento de Marco Polo. La cata de vinos en una bodega Croata es el final perfecto para la jornada.