A Boston en septiembre con Aer Lingus

Vuelos a Boston

 ©Depositphotos.com/sepavone

Aer Lingus mantiene su oferta especial de vuelos desde España a América del Norte. Entre su abanico destacamos el trayecto Barcelona-Boston para septiembre, que se puede conseguir desde 289 euros.

Según las condiciones, puede cancelarse la reserva con billete sin penalización y recibir el reembolso completo siempre que  se haga durante las 24 horas posteriores si ésta tuvo lugar una semana o más antes de la salida del vuelo. Los cambios están permitidos sujetos a un cargo de 100 euros. Se permiten hasta dos horas antes de la salida programada del vuelo y sólo manteniendo el mismo país de origen.

Por ejemplo, podríamos elegir el vuelo Barcelona-Boston saliendo a las 02:305 el miércoles 10 de septiembre y regresando a las 21:00 del miércoles 24 por un precio total de 597,20 euros. De ellos, 285 corresponden al precio de la tarifa,  298,20 a impuestos y cargos, y 14 a la comisión de tramitación.

El vuelo realiza una conexión técnica en Dublín en ambos trayectos del viaje, con salida a las 16:10en el de ida y a las 18:30 del día siguiente en el de regreso. Si se busca otro tipo de combinación o un vuelo directo, es posible hacerlo reservando los vuelos  a Boston a través de nuestro buscador.

Boston, capital del estado de Massachusetts, es en cierto modo, la cuna de los EEUU actuales. En la vecina Lexington se inició la revolución y aún se es posible visitar la casa de John Hancock y la Taberna Buckman, al igual que Concord, escenario de una importante batalla. Si nos ceñimos estrictamente a la ciudad hay una ruta llamada The Freedom Hall que recorre una veintena de lugares históricos; sólo hay que seguir las marcas rojas en el suelo.

El té de la tarde Inglés también tiene su lugar especial en la historia y en la actualidad de Boston. El hotel The Langham continúa la tradición con su hora del té  Tiffin en el Langham donde ofrece de septiembre a diciembre diariamente entre las 14 y las 9 horas una selección de bocadillos salados, tortas, bollos acompañando a mezclas de tés exóticos. Así rinde homenaje al primer té de la tarde servido en Europa en el primer hotel The Langham de Londres en 1865.